CELULITIS Y ADIPOSIDAD


La celulitis es un inestetismo que afecta a una parte importante de la población. Se trata de un problema que comienza por defectos en la micro-circulación de ciertas zonas, afectando principalmente a las piernas, caderas, abdomen y glúteos.

La adiposidad y celulitis no es solamente un problema estético, sino que se trata de una enfermedad metabólica caracterizada por una alteración de las células del tejido adiposo, ya que al no producirse en ellas el drenaje adecuado, se inflaman, aumentan de tamaño y adquieren rigidez.

CAUSAS DE CELULITIS

HORMONALES. Una producción hormonal superior a lo normal puede desencadenar o aumentar la celulitis. Estos cambios hormonales se producen en momentos determinados de la vida de la mujer, como los estrógenos de las píldoras anticonceptivas, que pueden llevar a empeorarla.

HERENCIA. Tienen una predisposición natural a padecer esta enfermedad aquellas personas cuyos ascendientes la sufrieron. Se tendría que vigilar la alimentación desde la infancia en aquellas personas que muestran esta predisposición especial por herencia.

FALTA DE EJERCICIO. El sedentarismo puede ser una de las causas que la empeoren. El ejercicio, además de eliminar grasa, es una buena manera de activar la circulación y conseguir mejorar el metabolismo de las grasas. Además, una buena manera de atacar la enfermedad es aplicar habitualmente masajes que drenen la linfa de la zona afectada.

ESTRÉS. La tensión acumulada en el cuerpo puede producir una falta de calidad en la circulación periférica con la consiguiente pérdida de riego sanguíneo que impide la eliminación de los materiales de desecho.

ALIMENTACIÓN. Una alimentación inadecuada, demasiado rica en calorías, conlleva la aparición de la obesidad, con la consiguiente acumulación de tejido adiposo, que favorece el empeoramiento de la celulitis. Cabe resaltar, sin embargo, que la obesidad no es sinónimo de celulitis. Incluso mujeres muy delgadas pueden presentar esta enfermedad. Existe una relación bastante directa entre el consumo de sal y la celulitis. La sal ayuda al cuerpo a retener líquidos, por lo que una dieta baja en sodio y con abundante ingestión de agua facilita la eliminación de los nódulos celulíticos.

VESTUARIO. Utilizar un vestido no adecuado y demasiado apretado al cuerpo puede hacer disminuir el retorno venoso y linfático, favoreciendo la retención de líquidos.

cellulite-2c64f5

 

¿Quieres eliminar el exceso de grasa que se ha acumulado en tu cuerpo de manera rápida?

Muchas veces los ejercicios no logran eliminar totalmente la grasa que se encuentra en algunas zonas localizadas y la única opción son las técnicas de cirugía. Existen varias técnicas quirúrgicas para eliminar grasa, por ejemplo la liposucción y la lipoescultura son las más utilizadas para estos casos.

Sin embargo muchas personas no quieren pasar por el quirófano ni por un procedimiento complicado por miedo a sufrir complicaciones. Generalmente no se sufre complicaciones y los riesgos son mínimos pero igualmente se puede obtener los mismos resultados de estas técnicas con el Lipolaser.
El Lipo-Laser No invasivo es considerado como el procedimiento de moldeamiento corporal más sano para el cuerpo, ya que estimula la liberación natural de los excesos de grasa sin destruir ni alterar estructuralmente tanto el tejido adiposo como los demás tejidos adyacentes.
El Lipo-Laser No invasivo es capaz de estimular a la célula adiposa o adipocito a que libere gran parte de su contenido celular (agua, ácidos grasos y glicerol) hacia el espacio intersticial para que posteriormente sea drenado y metabolizado naturalmente por el cuerpo, de esta manera la célula grasa reduce considerablemente su tamaño lo que se traduce en perdida de centímetros para los pacientes.

La estimulación de la célula adiposa se realiza mediante la luz laser con una longitud de onda específica capaz de poner en funcionamiento las reacciones químicas que se generan en la mitocondria, la cual activara el proceso de liberación de gran parte de su volumen.

El promedio de perdida en centímetros en la zona abdominal por sesión puede estar entre 0.5 cm y 1.5 cm, con una eficacia del 97.4% según estudios clínicos revelados por la ASLMS (American Society for Laser Medicine and Surgery), en el “30th. ASLMS Annual Conference”, realizado el 14 de Abril de 2010 en Phoenix, Arizona.

El promedio de reducción del perímetro abdominal es de 6 a 8 cms con posibilidad de continuar con el tratamiento durante las semanas que sea necesario sin necesidad de realizar pausas, esto debido a que es un tratamiento que simula la perdida natural de grasa del cuerpo sin alterar las demás funciones biológicas y fisiológicas, lo cual garantiza un tratamiento 100% seguro para los pacientes.

Cada vez ha sido más utilizada la irradiación de bajo nivel de energía de láser sobre el tejido adiposo. El ensayo realizado por la American Society for Laser Medicine and Surgery investigó el efecto de 635-nm, 10 mW diodo de radiación laser con la energía exclusiva de dispersión óptica.

 

lipolaser

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 20 =